investigación    

       English
 
       publicaciones
       tesis
       transferencia
       subsidios
       ofertas de estudio
       galería de fotos

 

Cuando uno menciona el término procesado óptico de la información puede aludir a dos tipos de operaciones: el procesado de información que viene representada ópticamente o al procesado de información mediante métodos ópticos.  Obviamente las dos alusiones se superponen cuando conciernen al procesado óptico de imágenes.  Los avances tecnológicos recientes han permitido desarrollar cuatro grandes áreas dentro de la información óptica: comunicaciones, almacenamiento de datos, sensado y procesado. Basta mencionar algunos ejemplos como ser: las fibras ópticas que permiten transmitir conversaciones telefónicas y datos de computadora de un lugar a otro, los discos ópticos (CDs, DVDs) para almacenar información, los controles remotos infrarrojos,  las cámaras filmadoras y fotográficas; para comprender cuanto influye en nuestra vida cotidiana esta rama de la física. Una mención aparte merece el procesado óptico ya que por razones tecnológicas ha permanecido menos desarrollado aunque algunos investigadores creen que de forma creciente irá reemplazando a la electrónica para realizar determinado tipo de operaciones. La clave de esta apreciación reside en que el procesado óptico es intrínsecamente rápido y altamente eficiente ya que permite tratar datos en forma paralela.

Básicamente el procesado óptico de imágenes consiste en el diseño e implementación de sistemas que permiten obtener determinada información de interés para una dada señal de entrada.  Estos sistemas en general son complejos y están formados por diferentes elementos de acuerdo a la prestación que se requiera. La operación básica consiste en modificar controladamente la forma del frente de ondas, lo cuál hasta hace unos años constituía una gran limitación. Los elementos usualmente utilizados en óptica convencional (lentes, prismas, espejos) no brindan en general una respuesta adecuada para llevar a cabo este objetivo.  Una alternativa extremadamente versátil la constituye el uso de óptica difractiva ya que con estos elementos se logran respuestas imposibles de alcanzar con otros medios. Dentro de los elementos ópticos difractivos dinámicos (reconfigurables a tiempo real) las pantallas de cristal líquido programable píxel a píxel son los que presentan las características más interesantes: bajo costo, alta velocidad y alta resolución.  Con este tipo de elementos en combinación con óptica refractiva es posible lograr una multiplicidad de respuestas.

En nuestro laboratorio estudiamos, por una parte, la física involucrada con estos dispositivos, y por el otro los empleamos para llevar a cabo distintos tipos de procesado óptico. En los últimos tiempos estuvimos trabajando en redireccionamiento de haces láser, reconocimiento de formas y características, microscopía holográfica, encriptación de imágenes y  simulación de algoritmos cuánticos.  Algunas  de estas investigaciones se orientan más hacia la física aplicada y otras apuntan más a principios básicos.

La versatilidad del tema de trabajo hace que se mantengan colaboraciones, tanto con grupos locales como del exterior, en tareas de investigación relacionadas con diversas áreas del conocimiento. Asimismo nuestra experiencia e infraestructura nos permiten, llegado el caso, a mantener una relación con la industria para desarrollar alguna potencial aplicación tecnológica.

 
 

 webmaster